jueves, 13 de marzo de 2014

De las subvenciones.

Por norma general en el Estado orgánico no habrá ningún tipo de subvención o ayuda por parte del Estado para financiar proyectos que puedan costearse por sí mismos y dónde no sea primordial para los intereses de España.

Serán tres los casos por los que el Estado exclusivamente puede conceder ayudas:

Becas al estudio e investigación.- Que España invierta en futuro debe ser primordial para el Estado orgánico. Se financiarán siempre y cuando los estudios se realicen en una escuela pública o en el extranjero.  
Así mismo, los proyectos de investigación, se financiarán todos los españoles/as que bien en España o en el extranjero estén desarrollando investigaciones que directa o indirectamente beneficien a España, a su población o contribuyan al interés general. 
Ayuda a Pymes.- El Gobierno fomentará la creación de la pequeña y mediana empresa, no ya con impuestos bajos, si no con subvenciones para su creación o constitución. Se estudiará exhaustivamente la viabilidad del proyecto y deberá ser devuelta la ayuda, a los seis meses, al año o a los dos años de haberse constituido la empresa (dependiendo de la cantidad solicitada), por la que no habrá ningún tipo de interés. Se estudiará el pago fraccionado de la misma. 
Adquisición primera vivienda.- A todos los españoles/as, se les podrá conceder ayudas para la adquisición de la vivienda, siempre y cuando sus ingresos brutos no sobrepasen un máximo preestablecido, en el que se tendrá en cuenta ambos miembros en caso de tratarse de matrimonio, pareja de hecho o similar unión. 
Al igual que en el segundo punto de este artículo, la ayuda deberá ser devuelta a los seis meses, al año o a los dos años de haberse constituido el préstamo para adquisición de vivienda con la entidad bancaría que corresponda. De igual modo, se estudiará el pago fraccionado, siempre y cuando no supere el máximo de ingresos permitido para la propia subsistencia.

Por supuesto, se suprimirán las subvenciones para costear campañas electorales, cuyos candidatos empezarán a depender de ayudas de colaboradores o donaciones, al estilo de los EEUU. No obstante, de lo anterior, tanto el Junta Nacional como la Justicia ordinaria conocerán de la responsabilidad que puedan incurrir tanto los que donen, como los que reciban donaciones a cambio de ulteriores favores.

Tampoco se costearán coches oficiales para ningún representante, así como tampoco se sufragarán viajes de carácter privado o de interés electoral, salvo para lo dispuesto en para actos oficiales de Estado.

Todo medio de comunicación público o privado, permitirá sin coste alguno, que los candidatos presenten a la ciudadanía su proyecto político a desarrollar en caso de ser elegidos. Con esta medida se pretende garantizar la igualdad de oportunidades entre los distintos candidatos a las Cortes Generales, tanto al Consejo de Ministros como a la Junta Suprema Central y similares órganos regionales o locales.

Quedan exceptuados de estas concesiones, las ayudas que puedan corresponder a pueblos o ciudades, de los que anualmente se designarán obras a realizar, previo estudio de las propuestas de los mismos. 

Tampoco tendrán subvención al transporte, los que disfrutando de una compensación económica por desempleo, estén obligados a la realización de cursos de formación o perfeccionamiento. 

La cultura o el deporte disfrutarán de la mayor de las protecciones por parte del Estado, sin embargo, tampoco se sufragarán ningún gasto complementario. En el caso del deporte, deberán costearse los viajes bien a través del presupuesto anual designado o a través de las cuotas federativas.

En el apartado de cultura, anualmente se dispondrá de una partida en los Presupuestos Generales del Estado, a fin de garantizar el mantenimiento del Patrimonio Histórico y cultural de nuestro país (Museos, monumentos, etc)

Finalmente, todo el dinero que se ahorre en la supresión de subvenciones se aplicará en el objetivo de déficit cero por parte del Estado, y aumentando las partidas presupuestarias en fines sociales como la correcta atención de los impúberes, incapaces o tercera edad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.